lunes, 17 de enero de 2022

1794 (Niklas Natt Och Dag)

 "Quizá nuestra especie estuviera ya llena de maldad y podredumbre desde sus orígenes. De lo único que estoy seguro es de que el mundo se vuelve más viejo, pero no mejor: todos esos progresos a los que llamamos civilización no están haciendo otra cosa que permitirnos llevar la maldad del mundo a una escala nunca vista hasta ahora."

Desde que inicie la Trilogía de Estocolmo, con "1793", tenía ganas de hincarle el diente a la segunda novela y comprobar si se mantenía esa oscuridad y podredumbre, encontrarme de nuevo con esa ciudad decadente donde la peor calaña camina por sus calles, donde los acontecimientos rezuman maldad y horror... Y a pesar de que el inicio me desconcertó un poco (pasamos de Suecia al Caribe), si que la historia mantiene el tono de la anterior entrega, pero creo que todo el entramado de engaños, codicia e intereses es un poco más flojo y no tan trepidante como la anterior entrega; sin embargo, los personajes siguen funcionando a la perfección en esa ciudad fría y sin piedad, además de contar con un transfondo histórico suficientemente convulso.

El autor vuelve a repetir la estructura de cuatro bloques (no cronológicos) según las estaciones, donde cada uno de los tres primeros se centra exclusivamente en un personaje y en el último hacer que todo confluya. 
Comenzamos en Invierno con Erik Tres Rosas, un joven que está en un hospital recuperándose de una enfermedad y que emplea el tiempo en escribir los acontecimientos que lo han llevado hasta allí. Por sus escritos sabemos que es el hijo menor de una acaudalada familia, pero es enviado a San Bartolomé para que olvide su amor por una joven humilde. 
En la colonia caribeña conocerá el mercado de esclavos y no logrará adaptarse a un medio tan brutal (donde los castigos y el trato infrahumano están a la orden del día), sin embargo pronto encuentra alguien con el que hablar y con el que se siente comprendido, Tycho Ceton; él se convertirá en una figura paterna.
Cuando a la isla llega la noticia de la muerte de su padre y su hermano, Erik no tiene ya impedimento para cumplir su sueño y casarse con Linnea Charlotta, pero en la noche de bodas pasa algo horrible y amanece en medio de un charco de sangre y su amada muerta.

En verano la madre de Linnea, desesperada, consigue encontrar a Mickel Cardell y presentarle el caso, pero como Cecil está bajo tierra se encuentra sin su álter ego y se ve forzado a recurrir a Emil, el hermano pequeño de Cecil; el cual ahoga en alcohol su enfermedad mental. Sin embargo, juntos intentarán resolver el asesinato de Linnea y exculpar al atormentado Erik.

También en esta novela, en el bloque de primavera, nos volvemos a encontrar con Anna Stina que sigue en la taberna y con su embarazo. Pero todo cambia cuando su padre enferma y la verdadera hija vuelve para expulsar al cuco, se ve abocada a huir y ocultarse en el bosque casi a punto de dar a luz a sus mellizos. Después de un parto muy complicado vivirá unos meses dentro del bosque, pero el otoño se acerca y el frio va haciendo acto de presencia, es necesario buscar un nuevo sitio para poder sobrevivir.

Como he comentado antes todo acaba confluyendo en otoño, aunque, al contrario que pasaba en la anterior entrega, en este caso deja una puerta muy abierta y el desenlace queda un poco en el aire; aunque antes te deja un reguero de venganza, violencia y de justicia por la mano nada desdeñable.
Durante la lectura he encontrado que en esta novela la maldad ya no es tan explícita en sus detalles y no se recrea tan constantemente como en la anterior novela (o al menos es el recuerdo que tengo), pero que sin embargo es como una presencia constante entre las sombras y que ves esporádicamente.

A pesar de no encontrar la historia tan redonda como la anterior, la atmósfera y los personajes siguen funcionando en ese entramado de oscuridad y maldad.

AutorNiklas Natt Och Dag
EditorialSalamandra
Precio Aprox.19 Eur.
Sentimiento*Oscuridad
Valoración

Obtenido enBibliotecas de Barcelona

Fe de erratas: edición de marzo 2021:
- Pág 371: "<<<<No hay nada que ate tanto como la sangre>>"
- Pág 478: ..."abierto de brazos como siJ"

lunes, 10 de enero de 2022

La última bruja (Mayte Navales)

 "Irati regresó a la casa de la vieja Bora pensando que aquél era un buen lugar para contactar con las fuerzas ocultas. A media legua del pueblo, en la linde del bosque, había descubierto un paraje en el que podría establecerse y extraer conocimientos de una tierra todavía virgen, de un bosque habitado por rusalki..."

Trasgus, Xanes, el Cuélebre, el Nuberu, el Busgoso, La Güestia... son algunos de los seres mitológicos que pueblan las leyendas que se siguen contando en Asturias; y como no, las bruixes también siguen presentes (que ya lo dice el refrán: "no hay campana sin bruxa"). 
Como soy de mi tierra, tengo debilidad por las historias y leyendas (incluso hubo un tiempo que conseguí convencer al orco para que viniera conmigo a buscar trasgus), y si me plantas delante una historia titulada "La última bruja"... no hay que pensárselo mucho.

Ya el título puede ser una buena sinopsis, porque seguimos los pasos de Irati, una mujer de la antigua raza que ha vivido durante milenios y que es la última de su estirpe, con ella se perderán todos los ritos, el conocimiento sobre los lugares de poder, el nombre de los antiguos dioses... Pero un día se encuentra con Greta, una niña que acaba de comerse el corazón de la bruja que pretendía sacrificarla a ella y a su hermano.
Ellas dos caminaran a lo largo del tiempo, perseguidas por la inquisición e intentando pasar desapercibidas; pero Greta quiere ser como Irate y desea con todo su ser conquistar el poder que ella tiene y esa parte oscura acaba convirtiéndolas en enemigas, causando daño, muerte y dolor.

Aunque las protagonistas son Irate y Greta, hay un tercer elemento que se va presentando en los interludios que aparecen entre algunos capítulos. Es la historia de un niño que empieza a soñar con un árbol y una lechuza, y a cuyo alrededor empiezan a pasar cosas extrañas (quizás las viejas profecías sean ciertas y esta nueva Era renazcan los niños de aura azul).

Obviamente en la novela encontramos mucha magia, ya sea con sangre, con ritos o utilizando los nombres; y también encontramos seres como sibilas, rusalkis u otras razas antiguas. Viajamos a lo largo del tiempo y vemos cómo los bosques primigenios o los antiguos dioses van desapareciendo poco a poco, pero también es una introspección hacía los sentimientos de pertenencia y los deseos de poder (habría bastante que decir sobre la relación entre las protagonistas, porque ese es realmente el motor de la novela).

A pesar de que no me gusto nada el inicio, he de confesar que según avanzaba en la lectura me iba conquistando, creo que va ganando en densidad y ese abismo al que aboca donde los mecanismos de  venganza, oscuridad y odio transcienden el tiempo es muy interesante (y es que el tiempo no cura nada).

AutorMayte Navales
EditorialAlmuzara
Precio Aprox.6 Eur.
Sentimiento*Aura Azul
Valoración

Obtenido enRegalo

lunes, 3 de enero de 2022

A contrapel (Bel Olid)

 "És fascinant que el cos sense pèl, fruit d'un artefacte social com la depilació, es consideri mostra de feminitat innnata. Seria lògic que el pèl corporal, que separa la nena de la dona, es considerés intrínsecament femení (i, fins i tot, sexi). En canvi, hem arribat al punt en què és tot el contrari.
I em sembla profundament pertorbador."

Nunca me he acoplado muy bien a la feminidad, siempre he pensado que básicamente consiste en una lista interminable de tareas: maquillaje, peinados, determinadas ropas... y depilación. Todo ello era un sin fin de cosas que me quitaban tiempo, mucho tiempo que a día de hoy sigo considerado malgastado e inútil.
Por lo que sí, mi feminidad sufre desde el principio una crisis; y aunque no recuerdo cómo empezó tengo grabados en mi mente determinadas situaciones. Como por ejemplo el día que en clase nos mostraron mediante dibujos los ítems que marcaban el desarrollo durante la adolescencia y quizás parezca absurdo pero lo que más me preocupaba era la falta de pelo que aquellas representaciones mostraban. Obviamente no pregunté nada (bastante tenía ya), aunque no hizo falta ya que en seguida capte el mensaje. A partir de ese momento se estableció una lucha encarnizada contra ese aspecto, que no dejaba de ser un modo siniestro de compensar otros aspectos pocos femeninos (nunca he sido muy de cosas de chica y ya os podéis imaginar los apodos que me pusieron durante esa etapa).

Con el paso del tiempo se estableció una especie de guerra fría en el conflicto entre mi pelo corporal, las expectativas sociales y mi autoestima; digamos que se convirtió en uno de los últimos baluartes que respetaba sobre el canon de la feminidad, pero cada día me daba más pereza ese gasto de tiempo inútil (sinceramente prefiero invertirlo de otro modo).

Dentro de esta lucha interna es reconfortante leer ensayos como los de Bel Olid, porque me he sentido identificada en el proceso que ha seguido. Y es que en apenas 70 páginas le da tiempo a hablar sobre cómo se ha minimizado el pelo que se considera adecuado en una mujer, sobre la inquietante paradoja de que eliminamos un rasgo de madurez (como puede ser el bello púbico), reflexiona sobre si realmente es una elección libre el depilarte cuando por parte de la sociedad recibes unos inputs totalmente negativos... En definitiva, como dice el subtítulo, "o por qué romper el círculo de depilación, sumisión y autoodio" (esto último de vital importancia).

Ahora hay más mujeres que no se tiñen (y varias actrices han hecho pública su decisión para darle visibilidad), pero creo que el tema del bello corporal será mucho más difícil que se convierta realmente en una elección libre (nuevamente es de agradecer que empiezan a existir referentes).

AutorBel Olid
EditorialDestino
Precio Aprox.10 Eur.
Sentimiento* ¿Pelo o no pelo?
No es una cuestión
tan simple
Valoración

Obtenido enBibliotecas de Barcelona