lunes, 21 de enero de 2019

Los hechos del Rey Arturo y sus nobles caballeros (John Steinbeck)

"En el prolongado y anárquico período posterior a la muerte de Uther Pendragor previo a la ascensión al trono de su hijo Arturo, muchos señores detentaban la autoridad en Inglaterra y Gales, en Cornualles y Escocia y en las Islas, y como algunos se negaron a renunciar a ella, los primeros años del reinado de Arturo fueron consagrados a la restauración del reino, mediante la ley, el orden y la fuerza de las armas."

La leyenda de Arturo y los caballeros de la tabla redonda tiene su origen en varias leyendas inglesas y francesas, pero es Thomas Malory quien las reúne en el libro "La muerte de Arturo" (algunas partes son material original y otras son la interpretación que hizo de historias).
El libro fue publicado por primera vez por William Caxton en 1485; y se creía que era la única fuente hasta que se descubrió, en 1934, un manuscrito de Malory en la Biblioteca del Winchester College y que presentaba variaciones respecto al texto impreso (básicamente no presentaba una versión unificada del ciclo artúrico).

Steinbeck intentó realizar una adaptación al mundo actual de las leyendas que le hechizaron siendo niño, sin embargo nunca termino este proyecto. 

Lo primero que sorprende es la discrepancia con la imagen idealizada que las películas y/o series han transmitido sobre las leyendas arterias (nada más lejos de la realidad). Ya empezamos con el engaño de Uther para acostarse Ygerna, adoptando la apariencia de su marido Gorlois con la ayuda de Merlín (al más estilo de Anfitrión). Si pasamos a Arturo, no queda mucho mejor que el padre, ya que no es el personaje idealizado, justo y ético, si no que en ocasiones se deja llevar por el deseo (con incesto incluido), puede ser cruel, ruin... pero, eso sí, todo desde la perspectiva y normas de un caballero (algunas bastante peculiares).
Por supuesto, también, aparecen Lanzarote y Ginebra, pero hay muchos más personajes como el Caballero de las dos espadas. Una hist

Otra mención a parte merece Merlín, que lo presente como una persona tocada por cierto poder de premonición y magia, pero no el todopoderoso icono (si queréis con gorro de mago incluido); se trata de un personaje que va y viene dando consejos, gastando bromas y que acaba de un modo muy cruel y, en cierto sentido, muy triste.

Si queréis romper estereotipos sobre quienes eran el rey Arturo y sus caballeros es una buena lectura. Además es un tipo de historia universa, en la que ciertos componentes siguen presentes en la actualidad. En palabras de Steinbeck:
"Y puede demostrarse y habrá de demostrarse que el mito del rey Arturo perdura aún en el presente y que es parte inherente de lo que denominan western que tanto abunda en la televisión de nuestros días: los mismo personajes, los mismos métodos, las mismas anécdotas, sólo que hay armas levemente diferentes y por cierto una diferencia topográfica." (si cambiamos western por un género actual, creo que sigue siendo aplicable la comparación).
Aunque el libro me ha sorprendido, me ha dejado un poco fuera de juego; pero lo que me ha parecido verdaderamente interesante, es que la edición se completa con las cartas que Steinbeck escribió sobre el proceso de documentación, los viajes que realizó para imbuirse de los escenarios, la luz... y sobre todo, las reflexiones y dudas que tuvo durante todo el proceso creativo. 
Un viaje que permite un acercamiento a toda la vorágine de emociones que conlleva una empresa en la que él puso el alma y que llevaba tiempo deseando hacer, además de acercarnos más a la figura mas humana de Steinbeck.

AutorJohn Steinbeck
EditorialEdhasa
Precio Aprox.26 Eur.
Sentimiento*Worthsip
Valoración
Obtenido enBibliotecas de Barcelona

viernes, 18 de enero de 2019

Vitelas: De como encontramos unos libros perdidos.

Hace un par de meses encontramos unos libros al lado de un contenedor de basura; como empieza a ser habitual ese tipo de acciones no nos pareció raro y nos acercamos con curiosidad a ver qué libros había. 

El "orco" se emocionó mucho porque eran libros infantiles y muchos de ellos precisamente de sus preferidos (aunque esto varía dependiendo del día e incluso de la hora); así que congimos unos cuantos y al llegar a casa nos dimos cuenta que todos ellos tenían el sello de la biblioteca. Extrañados decidimos acercarnos a una para preguntar sobre el misterio y lo que pasó a continuación te sorprenderá...

Ya de mano, el bibliotecario puso cara de póquer cuando le explicamos la historia, pero cuando consultó el ordenador su cara pasó a la incomprensión absoluta: los libros llevaban desaparecidos desde 2015!
Al final, para frustración del "orco", devolvimos los libros perdidos a la biblioteca.

miércoles, 16 de enero de 2019

Vitelas: Instrucciones para llorar

Dejando de lado los motivos, atengámonos a la manera correcta de llorar, entendiendo por esto un llanto que no ingrese en el escándalo, ni que insulte a la sonrisa con su paralela y torpe semejanza. El llanto medio u ordinario consiste en una contracción general del rostro y un sonido espasmódico acompañado de lágrimas y mocos, estos últimos al final, pues el llanto se acaba en el momento en que uno se suena enérgicamente.
Para llorar, dirija la imaginación hacia usted mismo, y si esto le resulta imposible por haber contraído el hábito de creer en el mundo exterior, piense en un pato cubierto de hormigas o en esos golfos del estrecho de Magallanes en los que no entra nadie, nunca.
Llegado el llanto, se tapará con decoro el rostro usando am­bas manos con la palma hacia dentro. Los niños llorarán con la manga del saco contra la cara, y de preferencia en un rincón del cuarto. Duración media del llanto, tres minutos.

Julio Cortázar