miércoles, 26 de junio de 2019

lunes, 24 de junio de 2019

Detectives Victorianas. Las pioneras de la novela policiaca (Michael Sims)

"Sin luz no podía distinguir dónde estaba o en qué dirección me convendría más moverme. Dudaba sobre si sería mejor seguir sin inmutarme, quedarme donde estaba o volver sobre mis pasos. Me inclinaba con fuerza por la última opción."

Cogí este libro porque pensé que era un recopilatorio de autoras con personajes femeninos, pero en realidad son once relatos escritos tanto por hombres como por mujeres en los que sus personajes principales son detectives mujer. Pasado el "menuda empanada arrastras", pensé que también podría ser una lectura interesante y ver cómo una profesión eminentemente masculina (sobre todo en esa época) encajaban las mujeres (ya la portada es una declaración de intenciones).

La antología abarca relatos desde 1864 a 1915, pero lo primero que hay que destacar es el fabuloso prólogo de Sims en el que nos sitúa en el contexto de la época, nos ofrece un resumen breve de cómo surgió está profesión o los cuerpos de seguridad; además de diseccionar algunos de los recursos que los autores empleaban para justificar la presencia de una mujer como detective o las técnicas que utilizaban las detectives (como bien señala el autor, resulta paradójico que su  ítem diferenciador fuera poder infiltrarse como sirvientas y por tanto siendo invisibles nuevamente). 

Todos los textos cuentan con una pequeña introducción sobre el autor, el personaje y si es una entrega de una serie (cosa habitual) un pequeño resumen de lo acontecido hasta la fecha. 
Como suele pasarme con las antologías he tenido altibajos y aunque en conjunto me han gustado muchos textos (también en diferente grado); únicamente hay dos que me han parecido más flojitos (la verdad que solo dos de los once). Pero como quiero centrarme en lo positivo me quedo con:

- El arma desconocida de Andrew Forrester hijo: la aparición del cadaver de Graham Petleigh (hijo del magistrado del distrito) desencadena toda una investigación y juicio (con singulares escenas de interrogatorio). 
Quizás el texto más largo de los que se incluye y que quizás por ello logra generar altas dosis de misterio; además el hecho de que la narración vaya detallando las hipótesis y resúmenes de lo descubierto me ha parecido interesante (no que te desvelen todo en el último momento).

- El brazo largo de Mary E. Wilkins: una profesora a la que su padre no le deja casarse con el hombre que ama, vuelve por las vacaciones de verano para cuidarle. Pero a la mañana siguiente su padre aparece muerte en medio de una escena llena de sangre y ella sale a buscar ayuda, aunque pronto se dará cuenta que todo la convierte en sospechosa.
En este relato lo destacable, a parte de la trama, es que la detective no es profesional y es la profesora la que comienza una investigación para aclarar los hechos y saber qué ha sucedido.

- La segunda bala de Anna Khaterine Green (de esta autora se incluyen dos relatos): una mujer decide contratar a la Señorita Strange para demostrar que su marido no se suicidó, ni mato a su bebé. 

Por no alargarme demasiado destacaría estos dos, pero no os confundáis es una antología con verdaderas joyas, que abre la puerta a autores quizás poco conocidos y que logra un abanico de historias diversas e interesantes.

AutorMichael Sims
EditorialSiruela
Precio Aprox.30 Eur.
Sentimiento*Me voy a por la bici
Valoración
Obtenido enBibliotecas de Barcelona

Fe de erratas: en la segunda edición de marzo de 2015:
- Pág 134: "... Pues por supuesto, en un caso así lo primero que debemos hace es concentrar la atención..."
- Pág 156: "A continuación me dirigí a la puerta este del cobertizo, junto a la se hallaba el pasadizo de la gata..."

viernes, 21 de junio de 2019

Vitelas: ¿Cuántos libros puedes leer a la vez'

Normalmente intento "controlarme", pero lo normal es estar leyendo dos o tres a la vez (muy pocas veces he sido capaz de centrarme en un único libro). También es cierto que se puede dar el extremo opuesto cuando sufro periodos de crisis en los que tengo cinco o seis (sumando relecturas).

Sin embargo, no creo que eso merme mi capacidad para disfrutar las diferentes historias. Mi razonamiento es el siguiente: si soy capaz de seguir a la vez varias series (con patrones de meses) por qué no voy a poder compaginar la lectura de varias novelas?

Uno o varios libros, esa es la cuestión (y ahora en verano mucho más).