lunes, 9 de mayo de 2022

Contra la distopía. La cara B de un género de masas (Francisco Martorell Campos)

"Los únicos mañanas sin capitalismo accesible al pensamiento son los que muestran a la civilización destruida por una calamidad apocalíptica. El incentivo ofrecido por las películas, series y novelas de este tipo -presenciar futuros en los que el modo de producción capitalista feneció- comporta el chantaje de presuponer que la llegada de la época postcapitalista traerá consigo la recaída en la barbarie o el medievo, como si sendos lances fueran lógica y metafísica indisociable"

El pasado 5 de marzo en la librería Byron se presentaron los libros "Tiempo de utopías" y "Contra la distopía". Un acto que pretendía dilucidar brevemente el auge de la distopía dentro de la ciencia ficción y dar a conocer el movimiento Pragma (nacido en 2018, que tiene como objetivo abogar "por una aplicación pragmática del ejercicio especulativo" y la necesidad de una revisión, nuevos enfoques y una actualización que haga que el género salga del círculo vicioso en el que se encuentra en la actualidad).

La charla me pareció muy interesante, más cuando estaba en medio de la lectura de las distopías de MaddAddam y La serie parábola, y quise comprarme el libro en ese momento pero estaban agotados por lo que pase al plan b (es decir, ir a la biblioteca).

El ensayo se ha publicado en un momento idóneo, ya no solo por el hecho excepcional de estar sufriendo una pandemia a nivel mundial (que ha modificado la percepción de normalidad y ha abierto muchos debates), sino porque desde hace tiempo la distopía ha ido ganando terreno y se ha convertido en una especie invasora. Y es precisamente ese desequilibrio entre utopías y distopías el punto de partida para este ensayo.

A través de sus páginas veremos las características de este género (distopía política o tecnológica), el peligro que entraña una visión que no cuestiona la realidad y, que por contra, suele afianzar la impotencia y legitimar el capitalismo (o como mucho encontrarse en la paradoja de cuestionar y legitimar a la vez). Y es que diseccionadas y expuestos sus clichés, el panorama es aterrador ya que no hay una falta de alternativas utópicas.

Martorell nos advierte sobre el confuso límite entre utopía y distopía (como él afirma para sus alumno "Farenheit 451" no es una distopía, si no más bien una utopía), ofrece un repaso por referentes clásicos y modernos, analiza estudios realizados sobre la alteración de la autoconciencia política (realizado por Jones y Paris), reflexiona sobre cómo los relatos individuales y sociales crean identidad, e incluso nos ofrece doce tesis finales sobre la distopía para los herejes (parte que lleva el nombre de Coda y que me ha recordado a lo que hizo Bradbury en su famosa novela).

No nos engañemos se trata de un ensayo denso, que requiere su tiempo y reflexión, ya no solo por la constantes ráfagas de ideas, cuestiones y debates que la lectura genera, sino también por las múltiples referencias a filósofos, fuentes... que se explican en constantes notas (algunas ocupan casi una página entera) y que pueden hacer la lectura lenta. Aún así es una puerta abierta a un debate que empieza a tener eco dentro de ciertos círculos y que, espero, sea cuestión de tiempo que se extienda.

AutorFrancisco Martorell Campos
EditorialLa Caja Books
Precio Aprox.17 Eur.
Sentimiento*Quiebra de la imaginación
Valoración

Obtenido enBibliotecas de Barcelona

PD: muy interesante el listado de bibliografía seleccionada (ensayo y narrativa) y filmografía

No hay comentarios:

Publicar un comentario