lunes, 8 de agosto de 2022

El libro del dia del juicio final (Connie Willis)

"Pero no podía evitarlo. Si lograba hablar con Badri, preguntarle qué quiso decir con aquello de que <<Algo falla>>, asegurarse de que el lanzamiento había salido bien y no se había producido demasiado deslizamiento, seguramente dejaría de preocuparse."

No es que sea masoca y que aún con el covid pululando quiera tener más virus en mis lecturas, pero es que esta novela está considerada una de las mejores sobre pandemias (además de ganar los Premios Hugo y Nébula). 
Con esta carta de presentación merecía un hueco dentro de las lecturas estivales.

La autora, estoy convencida, sigue la ley de Murphy a rajatabla (si algo puede salir mal, saldrá mal) y así entreteje una historia llena de dificultades, trabas y eventualidades adversas. 
Kivrin es una historiadora que quiere viajar a 1320, pese a la oposición de Dunworthy que no ve seguro el viajar a un siglo asolado por la peste negra (aunque a Oxford llegó en 1348). Sin embargo, el lanzamiento es efectuado y mientras esperan la confirmación del deslizamiento Badri (el técnico) cae gravemente enfermo y sus últimas palabras son "Algo falla". 

Lo sorprendente es que en el año 2054 las enfermedades están anuladas casi por completo, pero el misterioso virus comienza a extenderse sin control y no saben de dónde proviene y tampoco están seguros de quién es el paciente cero (aunque todo apunta a Badri, también se especula que pudiera pasar a través de la red...). 
Obviamente se declara la cuarentena en la universidad, se clausura el laboratorio y se paraliza prácticamente todo; con este panorama Dunworthy no encuentra otro técnico que revise los cálculos ya que todos se han ido de vacaciones de navidad, el decano está ilocalizable, estalla una guerra de acusaciones... y la situación no parece mejorar según pasa el tiempo.

Mientras se desata la emergencia médica en la actualidad, Kivrin llega a su destino temporal y casi al mismo tiempo empieza a sentirse mal, con fiebre, dolor de cabeza, desorientación... lo que impide que recuerde con claridad el camino que ha hecho hasta el pueblo y no recuerde el lugar de recogida. Con esta angustia dedicará todos sus esfuerzos a descubrirlo, a la vez que realiza su investigación in situ y los registra en transcripciones grabadas que denomina el Libro del Día del Juicio Final ("porque se supone que es un registro de la vida en la Edad Media, que es lo que resultó ser la investigación ordenada por Guillermo el Conquistador, aunque él lo pretendiera com método para asegurarse de obtener hasta la última libra de oro e impuestos que le debían sus vasallos" como afirma Kivrin).

La novela va alternando ambos periodos y aunque el principio se me hizo muy pesado con tanta descripción sobre el método y la secuencia de desastres continuados (recordar Ley de Murphy), lo cierto es que la parte de Kivrin va ganando peso, va creciendo y desarrollando el componente más humano de la implicación, ayuda y respuesta ante el sufrimiento de las personas.
Es una buena lectura (si superas la primera parte de la novela) por esta parte humana que refleja, sobre todo la parte de la Edad Media; sin embargo la parte de tensión sobre qué pasa con Kivrin es bastante previsible y si estas atenta a los detalles empiezas en seguida a atar cabos (aunque me sigo preguntando por la vaca y el decano).

Un último consejo: Si sois aún un poco aprensivos con el tema pandemia, esperad una temporada a leerla, ya que a pesar de estar publicada en 1992 los parecidos con la realidad son asombrosas: en la universidad los médicos están saturados y hay algunos jubilados que vuelven a trabajar, se quedan sin EPIS... incluso hay desabastecimiento de papel higiénico.

AutorConnie Willis
EditorialNova
Precio Aprox.8 Eur.
Sentimiento*Apocalíptico
Valoración

Obtenido enE-book

lunes, 1 de agosto de 2022

La revolución feminista geek (Kameron Hurley)

 "La vida es una serie de acontecimientos sin conexión. Es la mente humana la que busca unirlos en narraciones, en historias. Es la mente humana la que trata de dar significado a los acontecimientos. s he contado muchas historias en estos ensayos, y en todas ellas he tratado de que fueran lo más fieles posible a mis recuerdos. Pero en este significado tras ellas lo que queda libre a la interpretación"

No es que sea muy aficionado a los ensayos, pero con la edad he desarrollada cierta tendencia hacía su lectura (puede que sea la edad). 
Quizás el verano no pega mucho para meterte entre pecho y espalda una colección de ensayos que abarcan un montón de temas (feminismo, experiencias personales, redes sociales...), pero el leer las reflexiones de Hurley alejada de la vorágine del día a día te da cierta perspectiva y a la vez tiene algo de catártico (porque al igual que otros ensayos feministas encuentras muchos puntos y experiencias comunes).

El libro recoge tanto artículos publicados en su blog como ensayos escritos específicamente para esta colección y está dividido en cuatro secciones que aglutinan los escritos según temas: Subir de nivel, Geek, En lo personal y Revolución. Bajo estos cuatro epígrafes, Kameron habla sobre su experiencias personales como escritora, sus fracasos y la responsabilidad de lo que escribe, analiza los personajes femeninos y el doble rasero que se les aplica o cómo se crea el imaginario de heroína, reflexiones sobre conflictos como Gamergate o los Premios Hugo, expone lo truculento que puede ser tener un cuerpo no normativo y cómo a partir de ello se juzga tu valor socia...

Aunque el verdadero hilo conductor del compendio es un estilo quirúrgico y sin ambages para destapar las trampas de una sociedad creada sobre estereotipos (a la vez que te espolea para actuar, como dice ella "no estamos solas en la lucha").

Una lectura franca y combativa sobre el feminismo (geek).

AutorKameron Hurley
EditorialRunas
Precio Aprox.11 Eur.
Sentimiento*Optimismo sombrio
Valoración

Obtenido en E-Book

lunes, 25 de julio de 2022

Piranesi (Susanna Clarke)

  "Cuando la Luna se alzó en la Tercera Sala al Norte, fui al Noveno Vestíbulo para contemplar la unión de las tres Mareas. Esto tiene lugar tan sólo una vez cada ocho años.
El Noveno Vestíbulo resulta notable puesto que en él coinciden tres grandes Escaleras. Las Paredes están revestidas de centenares de Estatuas de mármol que ascienden, Hilera tras Hilera, hasta una altura vertiginosa."

Piranesi fue un arquitecto, arqueólogo e investigador del siglo XVIII; pero por lo que es conocido es por sus grabados, los cuales muestran edificios imaginarios que nos transportan a otra realidad (su trabajo incluye, también, grabados de edificios reales, estatuas y relieves de la época romana).
Este apunte inicial sobre la figura de la que toma el títulos la novela es pertinente, ya que no deja de ser un homenaje de la autora a la fascinante obra de Piranesi. 

Con la lectura avanzamos en un inmenso (y desconcertante) laberinto en el que los niveles inferiores están ocupados por el mar, los Superiores son un cielo abierto y los intermedios se encuentran repletos de Vestíbulos, Salas, Paredes, Estatuas enormes...  Esta extraña realidad es la habitada por trece muertos y dos vivos (Piranesi y El Otro).
Piranesi pasa su tiempo deambulando por la Casa, sin más compañía que algunos pájaros, las Estatuas y huesos amontonados. Es feliz, en cierto modo, en este mundo; tiene la capacidad de mantenerse vivo y sabe que la Casa es buena con quien la comprende y respeta. La única persona con la que se relaciona es El Otro, que dos veces por semana regresa de sus Salas lejanas para hablar con Piranesi y continuar con la búsqueda del Gran Conocimiento Secreto; sin embargo según avanzan en la investigación Piranesi empieza a sospechar que realmente no existe tal Conocimiento y diversos descubrimientos le llevan a dudar sobre la amistad de El Otro y a cuestionarse la realidad que habita.

El Puente Levadizo
(Serie Las Prisiones Imaginarias)
La novela es básicamente el diario de Piranesi de los acontecimientos del Año en que el albatros se posó en las Salas del Suroeste (sé que una cronología un tanto extraña, pero tiene su sentido). A través de estos escritos reconstruimos la historia presente y pasada de Piranesi (ya que empezará recordar acontecimientos y comprender ciertas verdades que ha olvidado); además el transcurso de este ejercicio de autodescubrimiento aparecerán otras entidades como Dieciséis (que según El Otro quiere volver loco a Piranesi) y El Profeta. Estas figuras serán un potente detonante para que Piranesi comience a realizarse preguntas, se adentre en los recuerdos, encaje las piezas de la identidad de los muertos...

En todo este entramado de misteriosos personajes, acontecimientos olvidados, secuelas... no podemos olvidar el papel que desempeña La Casa, porque la comprensión del entramado de la realidad está íntimamente ligado a los acontecimientos que suceden y han sucedido. En realidad, La Casa y sus componentes, se comportan como un ente con intencionalidad y, si nos fijamos con atención, la utilización de mayúsculas para referirse a los espacios puede corroborar las hipótesis (parece inevitablemente que este aspecto recuerde la idea del poder mágico asociado a los nombres).

Hemos esperado más de diez años para encontrarnos nuevamente con una novela de Susanna Clarke, y aunque no se parece a ninguna de las anteriores ("Las damas de Grace Adieu" y "Jonathan Stange y el señor Norrell") y en un inicio todo sea muy extraño, según avanzas en la lectura puedes encontrar lugares comunes entre sus novelas (o eso he creído encontrar).
Por contra, si no has leído nada de la autora no te preocupes porque igualmente podrás disfrutar de esta lectura absorbente.

Ahora solo queda saber si tu suerte será la de Piranesi o la de El Otro.

AutorSusanna Clarke
EditorialSalamandra
Precio Aprox.19 Eur.
Sentimiento*Deambulando
Valoración

Obtenido enGigamesh

PD: Gigmaesh tiene (o tenía) una edición especial que incluye una Adenda; un relato que complementa la novela ya que son dos entrevistas que terminan de esclarecer los acontecimientos previos.