lunes, 28 de noviembre de 2022

Pórtico (Frederik Pohl)

"No encontraron ningún Heechee. Quienquiera que fuesen, cualquiera que fuese la época de su estancia en Venus, habían desaparecido. Ni siquiera dejaron un cuerpo en el foso mortuorio que pudiera ser desenterrado para practicarles la autopsia. Lo único que había eran los túneles, las cavernas, unos pocos artefactos insignificantes, maravillas tecnológicas que dejaron perplejos a los seres humanos, quienes intentaron su reconstrucción."

La ciencia ficción está plagada de especies misteriosas que han desaparecido dejando tras ellas vestigios de su tecnología y/o cultura, que regresan tras milenios ocultas para retomar luchas o que simplemente se divierten haciendo un poco más difícil la existencia humana. Como ejemplos podemos citar: los Antiguos en Stargate, las entidades del anillo en Expanse, el Continuo Q en Star Trek, Las sombras en Babylon5 y, en el libro que nos ocupa, los Heechees.

Esta misteriosa, y avanzada, civilización extraterrestre construyó Pórtico, una base espacial plagada de naves que viajan por toda la galaxia; el handicap es que los humanos manejamos esta tecnología sin comprenderla y sin poder controlarla; los pilotos que se arriesgan a viajar en estas naves no saben dónde irán, cuánto tiempo viajaran o si regresaran para contarlo, además una vez iniciado el trayecto no puedes modificar las coordenadas, no sabes si tendrás suficientes provisiones o alguien tendrá que suicidarse, el número de cosas que pueden salir mal son numerosas y a pesar de todo hay personas que se embarcan en esta ruleta rusa por la efímera posibilidad de descubrir algún artilugio Heechee, un planeta habitable... algo que los haga inmensamente ricos.

El protagonista, Robinette Broadhead, compra un billete para Pórtico con el dinero que ganó en la lotería, huye de las minas de alimentos donde no hay posibilidades de una vida digna. Cuando llega a Pórtico el miedo a embarcarse en una misión suicida lo paraliza y alarga el momento de viajar, pero llega un in pass en el que no le queda otra opción.
Durante la narración el protagonista va alternando su vida en pórtico y las misiones que ha llevado a cabo, con las sesiones con un psiquiatra (un robot); de este modo los dos marcos temporales te muestra una sociedad superpoblada, en la que hay que ser inmensamente rico para poder obtener un Certificado Médico Completo, a la vez que vislumbras el ambiente caótico y desesperado que impregna la atmósfera de Pórtico.

En medio de la narración se van intercalando fragmentos que rompen un poco el ritmo, pero que por contra te dan una visión más completa de cómo es Pórtico; en estos textos laterales podemos encontrar contratos, fragmentos de conferencias, informes de misión, anuncios, reglamento, cartas... todo un revoltijo que me ha recordado un poco "La guerra de las Salamandras".

La lectura con todo ello se me ha hecho un poco monótona y pesada, primero porque las sesiones con el psicólogo son bastante repetitivas y porque con tantas interrupciones a veces perdía el hilo de la narración (quizás sería conveniente leer los fragmentos al final del capítulo). También es cierto que aunque el final me ha descolocado un poco, me pareció un buen cierre y me dio la clave para comprender unos fragmentos del principio que me traían de cabeza.

AutorFrederik Pohl
EditorialNova
Precio Aprox.5 Eur.
Sentimiento*Agujero Negro
Valoración

Obtenido enE-book

PD: La edición Nova incluye un capítulo final que el autor no incluyó en la novela.

lunes, 21 de noviembre de 2022

Delatora (Joyce Carol Oates)

 "Fue así como empezó. Y una vez que empezó no hubo manera de pararlo.
Se convertiría en materia de alegato judicial: la información no solicitada, obtenida sin coacción, puramente voluntaria, que proporcionó a la policía de South Niagara la hermana de doce años de dos de los sospechosos de la agresión a Hadrian Johnson, que había culminado con su muerte.
Y de esa manera quedó decidida el resto de mi vida."

Tenía ganas de quitarme la espina con Oates porque había tenido una de cal y otra de arena y necesitaba decantar la balanza. En una selección nada objetiva decidí leer esta novela simplemente porque cronológicamente era la siguiente a "Riesgos de los viajes en el tiempo"; y ya en un intento de rizar el rizo, además me he dado cuenta que una vez al año leo una novela de Oates (necesito bastante menos para crear una pauta).

Leyendo la sinopsis de la novela me parecía más cercano a "Un libro de mártires americanos" y por ello con más opciones de que me gustara. Y la primera parte realmente me pareció muy buena con esa lucha que la va consumiendo, las otras partes aunque no desmerecen llega un punto de agotamiento de situaciones demasiado parecidas. Sin embargo, a pesar de este momento de cansancio en la lectura, recupera en la parte final provocando nuevamente la tensión entre los hermanos.

El relato está contado desde la perspectiva de Violet Kerrigan, que recuerda su infancia dentro de una familia de origen irlandés en un pequeño pueblo. Aunque realmente el punto de partida es 1991, cuando sus dos hermanos mayores agreden mortalmente a un chico afroamericano y Violet, por pura casualidad, es conocedora del secreto de sus hermanos. Con solo doce años tiene que enfrentarse a la tesitura de ser leal a la familia o decir la verdad (además de convivir con las amenazas de uno de sus hermanos para que no diga nada).
Una lucha que termina precipitadamente cuando en un estado de nervios total confiesa lo que sabe; este momento tendrá dos consecuencias: ella será desterrada de la familia por haber cometido el pecado de deslealtad y sus hermanos son detenidos, juzgados y llevados a prisión. 

La vida de Violet se verá marcada por este día y vivirá esperando el perdón de su familia y con el miedo de qué podría hacerle su hermano cuando salga de prisión, a la vez que intenta encontrarse y definirse fuera del núcleo familiar (aunque la etiqueta de delatora la acompañara durante muchos años).

El relato es en algunos momentos es desorganizado al igual que puede ser la narración de acontecimientos que vamos rememorando en una especie de diario y en otras ocasiones te descoloca bastante porque el narrador pasa a tercera persona (quizás un intento de disociación de la persona, de separarse del hecho traumático).
Obviamente Violet reflexiona sobre el racismo, por el impacto que tuvo en ella el asesinato racista e intenta visualizar la sociedad de aquellos años, intenta comprender las sinergias raciales que se dan en un pueblo pequeño en el que hay aún segregación. Este acontecimiento le hará preguntarse el resto de su vida sobre las relaciones interraciales, analizar situaciones cotidianas con una nueva perspectiva... a la vez que intenta conjugar lo que hicieron sus hermanos. 
A pesar de que este tema es muy potente y es un punto de inflexión en Violet,  quizás el eje que articula toda su vida es la relación con los hombres (padre, hermanos, violadores, relaciones...) aquí se abre un abanico de escenarios de poder, dominación, violencia... El patriarcado como presión en la construcción de la identidad (que en sí es el que define la vida de Violet).

AutorJoyce Carol Oates
EditorialAlfaguara
Precio Aprox.20 Eur.
Sentimiento* Exilio
Valoración

Obtenido enBibliotecas de Barcelona

Fe de erratas: primera reimpresión de febrero 2021:
- Pág 379: "Hasta hace muy poco nunca había que cuidar de si mismo como les pasa a las personas adultas:"
- Pág 385: "Si pasa el examen y lo consigue, tendrá que usar coche el vuestro padre, que aún sigue en el garaje y que no se utiliza con frecuencia."

lunes, 14 de noviembre de 2022

Los libros de cuentos (Willia Cather)

"- Bueno, una cosa si que sé: nuestros mejores años son aquellos en los que trabajamos más y seguimos adelante aunque apenas podamos ver el camino. Hubo épocas en las que me sentía confusa, aunque siempre tuve la tranquilidad de que la casa era nuestra; nunca tuve que preocuparme por el alquiler, pero ¿no le parece extraño que todos nuestros hijos sean tan prácticos con un padre tan soñador?"

El becario a veces parece que acaba de comenzar y tiene regalos de Sant Jordi que necesitan ser reformulados (aunque entiendo que puede ser complicado seguir el ritmo de libros que compro, sobre todo porque los escondo). Algunos años hace apuestas arriesgadas y, la verdad, en ocasiones me han sorprendido, pero lo de este año era tan flagrante que decidí devolverlo y elegir el libro yo misma (así acabo en casa el "Libro de cuentos" de Willa Cather).

El volumen es un compendio de todos los cuentos de la escritora publico en vida, más un volumen de piezas inéditas, preparado por Cather y que se publicó un año después de su muerte. A esto hay que añadir un cuento que apareció en 1956 en otra recopilación póstuma.
Un total de 18 relatos que van desde 1905 hasta 1947 y que muestran la evolución de la escritora, tanto en la profundidad de sus historias, como en los temas desarrollados. Si los primeros son más simples y sencillos no descuidan por ello el ahondar en la vida en la ciudad, las ilusiones, el paso del tiempo o la perdida; temas que irá reformulando poco a poco a lo largo de los años. Llegando a los últimos cuentos en los que ya se reconoce a la escritora que es capaz de conmover en pocas frases, que puede reflejar la perdida, la nostalgia, la fractura de las personas y, aún así, mostrar a la vez personajes resilentes, bellos e idealistas.

Los primeros cuentos me dieron la impresión de una cierta inocencia que hacía que la historia se desdibujara, que no acabará de acertar en el relato. Cuentos como "La boda de Fedra" o "Una mina de diamantes" contemplan temas tan dispares como el misterio o las responsabilidades que convierten a uno en esclavo, pero ambos dejan un regusto vago y ligero. Sin embargo los cuentos que componen la partes de "Oscuro destinos" y "La anciana belleza y otros relatos" son verdaderas joyas en las que la perdida, la fractura o la vida sin más es convertida en arte. Aquí podemos (o yo quise ver) un reflejo más certero de la sociedad (sobre todo de la rural), donde el desarraigo, el paso del tiempo y la voz femenina son elementos relevantes en la narración.

El volumen abarca toda una vida de escritura y como ejercicio es muy interesante, pero obviamente como lectora me quedo con los últimos cuentos en los que se puede disfrutar de un relato más profundo y maduro (y si tuviera que elegir nada más uno para alguien que no quiera meterse entre pecho y espalda las casi 600 páginas, sin lugar a duda recomendaría Los mejores años).
 
AutorWilla Cather
EditorialAlba
Precio Aprox.16 Eur.
Sentimiento*Me han entrado
ganas de leer Pioneros
Valoración

Obtenido enSant Jordi