lunes, 14 de marzo de 2016

El marciano (Andy Weir)

Odio cuando ponen
la película para
promocionar el libro
"Estoy jodido y voy a morir.
Vale, calma. Estoy seguro de que puedo solventar esto.
Estoy escribiendo este diario para ti, querido futuro arqueólogo de Marte, desde el vehículo de superficie 2. Puede que te preguntes por qué no estoy ahora mismo en el Hab. Porque salí huyendo aterrorizado, ¡por eso! Y no estoy seguro de qué demonios haré a continuación."

Lo tengo claro, en situación de crisis yo no sobreviviría. Me da igual que sea un ataque zombi, el fin del mundo o que por alguna broma del azar me encuentre en otro planeta; sería de las primeras en caer. No es solo que no tenga ninguna noción de cómo sobrevivir en medio de la nada, si no que soy capaz de perderme en mi propia ciudad (incluso en el wow soy capaz de extraviarme, y si no que se lo digan a mis sufridos compañeros de mazmorras que cada cierto tiempo tenían que volver a por la sanadora, jajajaja). 

Por ello me parece tan fascinante esta historia de supervivencia extrema, que podría definirse como un Robinson Crusoe futurista con tintes de MacGywer y con un humor muy peculiar.

La humanidad ha logrado mandar naves tripuladas hasta Marte y una de ellasal poco de llegar al planeta, se ve obligada a abortar debido a una tormenta de arena. 
Todos logran llegar al VAM, menos Mark Watney que es dado por muerto. Sin embargo, logra sobrevivir y eso es el inicio de una lucha contra el planeta.
No tiene víveres, ni agua suficiente para resistir hasta que llegue la próxima misión a Marte (dentro de cuatro años), tampoco nadie sabe que sigue vivo y no tiene comunicación con la NASA... esta jodido. Pero él no se da por vencido y logra elaborar un plan para asegurarse su supervivencia; que funcione o no, es otra historia.

Es el relato de una lucha constante contra un planeta, y como asegura la Ley de Murphy "todo lo que puede salir mal, saldrá mal". Así que la historia nos enfrenta constantemente a dilemas, problemas y con la angustia permanente de que en un segundo todo puede terminar.

La novela engancha y es trepidante, sin embargo he de reconocer que el inicio se me hizo un poco duro ya que hace demasiados cálculos y deducciones que me crispaban (ya he dicho que no tengo ninguna noción de supervivencia, conocimientos científicos y mi odio por las matemáticas es legendario). Superada esa fase inicial, no me extraña el éxito que está teniendo y por una vez, sin que sirva de precedente, me uno a la mayoría y la recomiendo sin lugar a dudas.

AutorAndy Weir
EditorialNova
Precio Aprox.18 Eur.
Sentimiento*Houston, tenemos
un problema
Valoración
Obtenido enBibliotecas de Barcelona

2 comentarios:

  1. La pelicula no hace justicia al libro (como habitualmente).
    Otra de esas lecturas que vale mas que la pelicula.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La película me aburrió en demasiados momentos, algunos personajes pierden su esencia dejándolos en seres anodinos y con ciertos roles asociados al género.... mejor no sigo :(

      Eliminar