lunes, 2 de enero de 2012

Fhanrenheit 451 (Ray Bradbury)


"Fahrenheit 451" sigue la línea de "1984" y "Un mundo feliz", donde la sociedad se ha autocorrompido así misma y el gobierno ejerce un poder absoluto sobre las personas, indicando qué deben pensar, cómo y cuándo; ya a través de mensajes de publicidad o mediante la televisión.... todos ellos libros de lectura imprescindible y que seguro que os genera cierta dosis de angustia al ver como se parecen estos mundos a la actualidad.

En este caso la novela nos presenta un mundo donde no está permitido la lectura y los bomberos se dedican a quemar los libros. La máxima para estas acciones es que el leer impide la felicidad y la alienación de las personas (el ser distinto al resto solo crea angustia).
El protagonista, Montag, es un bombero que un día conoce a una chica llamada Clarisse, a la cual todos consideran que esta loca. Entre ellos se establecerá un diálogo que hará cuestionara Montag sus principios y las ideas impuestas desde el gobierno y sobre todo, le hará que se pregunte cosas (la base de todo conocimiento empieza con una pregunta).
En contraste con Clarisse está la mujer de Montag, que es una mujer convencida del bien que el gobierno crea y se pasa el día con la televisión y video conferencias. Y por supuesto, jamás se cuestiona nada.

En uno de los avisos Montag ve como una anciana se quema junto a sus libros, ya que prefiere morir a vivir en la ignorancia. Este hecho le impresiona enormemente y roba un libro para averiguar el motivo que conduce a personas como esta anciana a no perder sus lecturas, que une a su biblioteca particular conseguida de libros usurpados de los avisos. 
Finalmente, Montag es denunciado por su mujer tras que le leyera un poema en su salón cuando tenia una visita. Huye hacía el bosque y allí se encuentra con un grupo de desheredados que tienen como objetivo la memorización de libros para poder transmitirlos oralmente y que no caigan en el olvido; y con el deseo de que algún día poder imprimirlos.

Como curiosidad el título tiene su razón de ser porque el papel arde a 451 grados en la escala Fahrenheit (unos 232 grados) y además existe un proyecto http://www.personaslibro.org/  que junto con el Instituto Cervantes, promueve la lectura como "seña de identidad europea" y busca gente voluntaria para aprenderse libros o trozos de libros para recitarlos (puede ser un buen propósito de año nuevo, no crees?)

FELIZ AÑO 2012!!!!!!!

AutorRay Bradbury
EditorialDebolsillo
Precio Aprox.9 Eur.
Obtenido enIntercambio
Valoración

No hay comentarios:

Publicar un comentario