lunes, 6 de febrero de 2017

Hijos del dios binario (David B. Gil)

"-Pero no son más que niños - gimió.
-No lo son - dijo el sicario, mientras lo llevaba a rastras hasta el pequeño seto que separaba el solar de la caída del río-. Si hubiera hablado con ellos, si los hubiera visto, sabría que no lo son."

Lo mejor y lo peor que te puede suceder al leer un libro es que te cueste dejarlo para atender los quehaceres cotidianos, y es que cuando estás en medio de una persecución o a punto de descubrir algo relevante en la trama no hay nada peor que el "orquito" se despierte de la siesta, tengas que ir a trabajar o simplemente tengas que dormir porque la dosis de café extra ha dejado de hacer efecto. 

La historia comienza con el asesinato de un periodista, que justo antes de morir envía un email (reconozco que con el prólogo ya me enganche, pero quién se puede resistir a este inicio).
A partir de aquí conoceremos a Daniel Adelbert, un hombre que trabaja buscando objetos de siglos XX y Alicia Lagos, la periodista que continuará la investigación del periodista asesinado. Ambos llevaran a cabo una investigación que les llevará por medio mundo y se adentrarán en los aspectos más oscuros de una sociedad cada vez más digital. 

Poco a poco van descubriendo piezas de un secreto que lleva en marcha cuarenta años. 

No cuento nada más porque lo realmente genial del libro es ir descubriendo las piezas, intentar averiguar que narices pasa, ir sufriendo con los personajes, empatizar con los niños... 

Como ya he dicho un libro adictivo y cuyo autor habrá que seguir de cerca (su otro libro "El guerrero a la sombra del cerezo" pronto caerá).

Hasta aquí mi recomendación del libro y ahora el momento frikie, ya que durante el enganche-lectura he tenido la sensación de déjà vu con "1984" por la utilización del lenguaje en algunos momentos (me chocaba mucho el uso de algunos términos), de Fringe y "Futu.re".

AutorDavid B. Gil
EditorialSuma
Precio Aprox.19 Eur.
Sentimiento*Joder!
Valoración
Obtenido enRegalo

No hay comentarios:

Publicar un comentario