viernes, 29 de junio de 2018

Vitelas: Verano y lecturas


Para muchas personas hoy comienzan las vacaciones y quizás es el momento de ponerse al día con esas lecturas pendientes (tumbada en una hamaca, con una bebida fresquita al lado, sin horarios...) o aprovechar para ordenar la biblioteca y releer esos libros que llevas años aplazando (se me ocurren muchos planes).

Sin embargo en verano confluyen varias cosas que hace que mi pila de libros quede en éxtasis: a la hora de hacer la maleta prefiero la comodidad del ebook (con lo que los libros se quedan en precario equilibrio sobre la mesita) y aprovecho mucho más para salir y disfrutar de la gente (con lo que puedo estar paseando el ebook arriba y abajo sin tener ocasión de leer una sola línea). Además, sumando el caos de que puedo empezar 3-4 libros. 

En definitiva, disfrutar del verano! Leer (si os apetece), pero sobre todo: ¡pasarlo bien! (ya sea leyendo, paseando, saliendo de cañas...).

PD: A que pensabais que os iba a dar una lista de lecturas para el verano :P

miércoles, 27 de junio de 2018

Vitelas: Así se edita un libro

He encontrado esta infografia sobre el proceso de edición de un libro y me ha parecido interesante para remarcar que detrás de una novela hay mucho trabajo y tiempo.


domingo, 24 de junio de 2018

El orden del día (Éric Vuillard)

"... el vell Miklas, a contracor, acaba anomenant el nazi Seyss-Inquart canceller d'Àustria. Sovint les catàstrofes més grans s'anuncien a passos curts."

Si tuviera que recomendar este libro no sabría como definirlo; no es una historia lineal, pero son hechos históricos que condujeron a unos de los capítulos más espeluznantes de nuestra historia, no es un libro grande ni denso, pero cada capítulo abre una puerta que quizás prefieras que siga cerrada y vigilada por la ignorancia... En definitiva, este libro no es muchas cosas (todas las que podrías esperar de una novela con esta temática) y sin embargo es tantas otras que igual te sorprendes deseando saber más sobre las bambalinas de la Segunda Guerra Mundial (a mí me pasó).

Durante algo más de 130 páginas viajamos por diferentes hechos que fueron tejiendo los inicios de lo que sería la Segunda Guerra Mundial: la reunión de empresarios alemanes el 20 de febrero de 1933 para obtener financiación para el partido nazi (posteriormente muchas de estas empresas se "beneficiaron" de la explotación de mano de obra de los campos de concentración), la visita de cortesía de Halifax (invitado por Hermann Goering) a Alemania, las presiones sobre Schuschnigg para que dimitiese y nombrar canciller a Seyss-Inquart o los problemas con los tanques cuando Hitler decidió invadir Austria.

Se trata de una novela hecha de secuencias que pueden completar los conocimientos que se tengan sobre el conflicto bélico (no es suficiente con lo que hayáis estudiado en el cole o las pelis que hayáis podido ver), sino puede ser un poco agónico la lectura pues andaréis perdidos en un mar de personajes que os dirán poco o nada. Otra posibilidad es que os pique el gusanillo y os pongáis a investigar, aunque no confió mucho en que esto suceda (cada vez tengo menos fe en nuestra especie).

Un libro que ya he recomendado, que ya quiero volver a leer y que me ha sabido a muy poco. 

AutorEnric Vuillard
EditorialEdicions62/ Tusquets
Precio Aprox.17 Eur.
Sentimiento*Aprendiendo de los
tramoyistas
Valoración
Obtenido enRegalo

viernes, 22 de junio de 2018

Vitelas: La vida es muy peligrosa

Cierto que Einstein no es un escritor, pero la frase me ha golpeado con tal dureza que no he podido evitar ponerla en el blog. Además a raíz de los últimos acontecimientos me parece muy pertinaz que recordemos nuestra parte de responsabilidad.


martes, 19 de junio de 2018

En estado salvaje (Charlotte Wood)

"Su habitación, celda, perrera está al final del pasillo. Oye a las chicas en los cubículos contiguos..."

En la contraportada del libro se puede leer: "Al hilo de la mejor tradición literaria, con ecos que nos recuerdan las escenas más impactantes de El cuento de la criada, Charlotte Wood nos entrega una novela hipnótica que nada tiene que ver con un futuro lejano".

Muy bien, antes de empezar comentar que las diferencias con la novela de Margaret Atwood son más que evidentes, quizás la más obvia sea que una es una distopia y la otra no (o al menos eso se entrevé); en lo referente a situaciones duras no se que decir, a mí personalmente me impacta más el camino hasta llegar a esa brutalidad que las situaciones que intentan remover las entrañas.

La historia comienza con diez mujeres que despiertan encerradas, con una ropa que no es la suya; más tarde se les rapará el pelo y comenzarán las vejaciones, el trabajo extenuante, la falta de higiene, la mala alimentación, las condiciones insalubres... Sin embargo es en ese primer día de encierro en el cual son conscientes de la situación e intentarán, cada una a su modo, adaptarse para sobrevivir; pero incluso sus carceleros iniciaran un descenso hacia el infierno.
Todas tenían una vida fuera, eran personas normales que de repente se han visto envueltas en una pesadilla que acabará por arrebatarles parte de su persona y humanidad. De algunas conoceremos retazos de una historia marcada por los estereotipos, la sexualidad, el culto al cuerpo... 

La novela está dividida en tres partes: verano, otoño e invierno; creo que es suficientemente esclarecedor para comprender el desarrollo de los hechos y el final que engañosamente se nos presenta como abierto.

Si tuviera que definir las sensaciones que he tenido a lo largo de la lectura seria: desasosiego, preguntas, incredulidad, miedo, angustia.... pero me ha faltado la comprensión del entorno y el análisis de los porqués. 
Por otro lado, la forma de narrar este descenso me ha resultado un poco tedioso y es que el uso de narrador omnisciente (reconozco que llevaba tiempo queriendo meter el palabro que queda super fashion) me impide en muchas ocasiones conectar con los personajes.

AutorCharlotte Wood
EditorialLumen
Precio Aprox.18 Eur.
Sentimiento*Viendo caballos salvajes
Valoración
Obtenido enBibliotecas de Barcelona

Fe de erratas: en la 1º edición de septiembre de 2017: 
 - Pág 139: "A través de del cristal ve a Yala, que llega del corral con un conejo en cada mano" (sobra ese "de").

Vitelas: Tumbas de escritores/as

A veces tengo mi punto tétrico y durante una temporada me dedique a buscar tumbas de escritores; todas ellas las recogí en un tablero de Pinterest. 

Ahora lo tengo un poco abandonado, pero entre los que he incluido en el tablero están: Sartre y Simon de Beauvoir, Agatha Christie, Keats, Tolstoi, Steinbeck, Poe... 

Os dejo el link por si queréis pasear por entre tumbas y escritores/as.

sábado, 16 de junio de 2018

Miniaturas: Soy un punto

Este cuento de Guiancarlo Macri me enamoró cuando lo vi, pero es una historia para compartir y en ese momento pensaba que el orquito aún era demasiado peque para poder disfrutarla.

La historia me cautivo por su sencillez y por esa manera de mostrar valores como la amistad, la solidaridad... Ahora en plena crisis de inmigración me parece que debemos aprender de los puntos.

viernes, 15 de junio de 2018

Vitelas: QLit

Ayer abrió sus puertas el QLit, el primer festival de literatura LGTBI. Se trata de una iniciativa para dar visibilidad a este tipo de literatura, a la vez que lucha contra los prejuicios y ofrece un espacio de reflexión.


Durante estos días y hasta el día 17 se podrá disfrutar de un montón de actividades, concursos, debates... (todas ellas se pueden consultar en la web de L'Associació d'escriptors en llengua catalana).

miércoles, 13 de junio de 2018

Vitelas: El pirateo de libros

Hace tiempo vi esta imagen y hoy he vuelto a pensar en ella. En su momento no me hizo gracia y quedó relegada a un rincón de mi mente; hasta que hoy he leído un fabuloso artículo de LJSalart tratando el tema de la piratería que parece que tanto han facilitado los ebooks.

En sí el texto: "El pirateo de libros y el mito de los pobres lectores pobres" muestra unos argumentos muy razonables sobre la relación que normalmente se hace entre la falta de recursos y el precio de la cultura. 

Y volviendo a la imagen, que te separen por géneros será el menor de los problemas en la cárcel.

Musicofília. Històries de la música i del cervell (Oliver Sacks)

"La música forma part de l'ésser humà, i no hi ha cap cultura humana en la qual la música no sigui molt desenvolupada i molt apreciada. La seva ubiqüitat potser fa que sigui trivialitzada en la vida diària..."

Tiene razón Oliver Sacks y la música lo inunda todo: voy por la calle  con los cascos, entro en algún lado y hay hilo musical, hasta he tenido vecinos que tocaban el piano o cantaban opera en la terraza (y lo más asombroso, gente que al terminar les aplaudía)... pero no ha sido hasta estar en medio de un masaje que he sido consciente de la relevancia de la música en el entorno. Estaba intentando no pensar en nada, pero fui incapaz de no sentir el leve sonido de la música y la progresiva sincronización de las manos de la masajista con las notas que iban sucediéndose. Llegado a este punto de renuncia a conseguir relajarme, al menos disfruté de una pequeña sesión de música clásica. 
Vale que toda la situación tiene un punto obsesivo-paranoico, pero es que cuando leo ensayos la realidad empieza a devenir en un capítulo más del libro (lo malo es que nunca sé cuanto durará esta etapa). 

Pero lo más asombroso es que por fin he comprendido el por qué de mis graves problemas con la música y mi incapacidad total por intentar reproducir un ritmo (ya me podría haber enterado antes y ahorrarme tanto sufrimiento con las clases de música del colegio). 
En el libro a parte de encontrar algunas respuestas podemos realizar recorrido exhaustivo por diversos pacientes y su relación con la música (algunos ya mencionados en algunos de sus otros libros): enfermos de Alzheimer que han perdido cualquier recuerdo excepto las piezas de música o las canciones, terapias que podrían funcionar para las personas que sufren Parkinson, la hipermusicalidad del síndrome de William... pero también nos ayuda a entender los sistemas que llevan a una canción a incrustarse en tu cerebro e ir repitiéndola constantemente o las alucinaciones musicales.

Quedan muchas cosas en el tintero porque el libro está lleno de casos asombrosos, pero llegó un momento que me saturó tanto análisis sobre las patologías entorno a la música (quizás estoy demasiado acostumbrada a otros libros de Sacks en el que los casos van saltando de un extremo a otro). Sin embargo fue únicamente durante un par de capítulos, porque luego volví a entrar de lleno en la lectura y ¡menos mal! ya que el autor guardaba datos muy interesantes.

Un último "pero" tanta nota a pie de página me vuelve loca y no es una opción no leerlas porque soy incapaz de no hacerlo (manías lectoras).

AutorOliver Sacks
EditorialAnagrama/ La Magrana
Precio Aprox.21 Eur.
Sentimiento*Amusía
Valoración
Obtenido enBibliotecas de Barcelona

miércoles, 6 de junio de 2018

Vitelas: Aniversaio del nacimiento de Patrick Rothfuss


Hoy es el cumpleaños de Patrick Rothfuss, autor de "El nombre del viento", "El temor de un hombre sabio" y "La música del silencio".

Y aunque sigo esperando la última novela de Crónica del Asesino de Reyes (que ya van para 10 años), no puedo evitar desearle un feliz cumpleaños y que nos siga conquistando con historias como las de Kvothe.

domingo, 3 de junio de 2018

Artemisa (Andy Weir)

"Mi plan original había sido esperar hasta la noche (noche de reloj, quiero decir, no noche lunar real) y luego colarme cuando todos estuvieran durmiendo. Pero no tenía aire suficiente para esperar tanto."

Hacer comparaciones es odioso, pero hay veces que es inevitable y más cuando un mismo escritor escriben dos libros que se parecen tanto.
Si con la lectura de "El marciano" me lo pasé bien, me reí, sufrí, leía de manera compulsiva y durante toda la historia me parecía que podía pasar cualquier cosa; ahora me encuentro con un relato cuya historia no me acaba de convencer, que aunque lo intenta creo que no tiene el ritmo de la otra novela y que, inevitablemente, durante toda la lectura echaba de menos a Mark Watney.

Las dos novelas se desarrollan en atmósferas no habitables para los seres humanos (Marte/ La Luna) y tienen un personaje conductor que va narrando la historia (Mark/ Jazz). Pero a partir de aquí se diversifican bastante: si en un caso era la lucha por la supervivencia, en este caso la protagonista se ve envuelta en una trama mucho más peligrosa de lo que inicialmente podría suponer.

Jazz es una habitante Artemisa (única ciudad de la Luna) con un pasado conflictivo y que malvive realizando "pequeños encargos" fuera de la ley. Sueña con ser rica y poder vivir cómodamente, con tener un cuarto de baño propio... por ello cuando un cliente le ofrece una cantidad de dinero asombrosa por cometer un delito, no se lo piensa mucho.
Sin embargo, lo que parecía un plan más o menos infalible se tuerce y con ello destapa toda una red de subterfugios para controlar un mercado y con ello Artemisa.

Si la trama no me ha entusiasmado, hay que reconocer que el autor hace gala de una muy didáctica manera de presentar conceptos científicos, problemas logísticos que pueden encontrarse en una ciudad artificial o al realizar determinadas tareas en una atmósfera sin oxígeno (es decir, hasta yo he entendido casi todos los problemas que se pueden presentar si alguna vez me voy a vivir a la Luna).

En fin, me esperaba algo más, pero no deja de ser un libro entretenido; ahora entre este y "El marciano" la elección es obvia.

AutorAndy Weir
EditorialNova
Precio Aprox.21 Eur.
Sentimiento*Me esperaba más
Valoración
Obtenido enBibliotecas de Barcelona

Fe de erratas: en la 1º edición de abril de 2014: 
 - Pág 100: "Era más fácil limitarse a para preparar un gimo para mí" (¿?).

viernes, 1 de junio de 2018

Vitelas: Relecturas


Soy una firme defensora de la relectura y cada vez estoy más convencida de clasificar los libros según merezca la pena volver a leerlos o no (hay libros que ganan o cambian cuando vuelves a ellos y otros que definitivamente se agotan en el primer encuentro). Y me cuesta entender a las personas que una vez leído un libro lo abandonan cual trofeo en una estantería; es como si una vez conocieras la historia, los personajes y el final el libro perdiera su utilidad, además si puedes ver una película tropecientas veces (conozco a una persona que ha visto Avatar 11 veces...), supongo que leer un libro más de una vez no te matará.

Este año he cogido con gran ímpetu el tema de releer algunos de mis libros (siempre los iba aplazando por falta de tiempo, pero este año estoy que me salgo con dos retos y releyendo bastantes cosas que tenía en mente). Y mira por donde, estoy pasándomelo mucho mejor que con la primera lectura.

Así que, releer malditos!