lunes, 28 de octubre de 2013

Háblame a los ojos (Pepita Cedillo Vicente)

Mi primer contacto con el mundo de los sordos fue cuando yo estaba aún estudiando en la Facultad y mi hermana llego un dia a casa con un amigo nuevo que era sordo. Superada la sorpresa de ver como se entendían, comenzó mi indagación sobre la lengua de signos y su cultura. tras varios años de aprendizaje y contacto con personas sordas mi perspectiva sobre la educación de las personas sordas, los implantes cocleares... fue modificándose y adquiriendo más matices. 

Por ello, cada vez que tengo oportunidad aprovecho para ampliar mis conocimientos y visión de la cultura de las personas sordas: documentales, libros como el de Oliver Sacks... así que cuando en un mercadillo vi este libro, lo tuve claro.

Escrito por una persona sorda, relata mediante capítulos breves, sus experiencias en el colegio de integración, en la asociación de sordos, su primer trabajo en la Once, su visión de la educación siendo maestra de personas sordas... y sobre todo sus reflexiones sobre la convicencia entre oyentes y sordos.
Hasta aquí bien, podría ser interesante y enriquecedor ver como vive todas estas experiencias una persona, lo que ya no lo es tanto es el estilo recargado, falso y de profundidad psicológica de andar por casa, que resta todo el valor que el texto pudiera tener.
Según vas leyendo, te va decepcionando cada vez más, porque ves que lo que antes eran experiencias frescas vividas en primera persona, ahora se convierten en conversaciones con amigos, hermanas o compañeros llenas de cliches transcendentales y con cierto olor a guión de película de serie B.

AutorPepita Cedillo Vicente
EditorialOctaedro
Precio Aprox.19 Eur.
Obtenido enMercadillo
Valoración

Fe de erratas: En la primera edición: mayo 2004, en la página 157 se repite dos veces seguida la frase "los intérpretes nos facilitan el acceso a los aprendizajes que compartimos con los oyentes". (Había otra errata en la que se repetía parte de un texto, pero ahora mismo no logro encontrarla)
En la página 202 se utiliza "añado", cuando deberia ser "añade".
Al final del libro, en la página 307 enumera un montón de lenguas, lo que no es correcto es que ponga el castellano y después añada el español (terminología no correcta, porque española son tanto el castellano, como el catalán o el gallego). Aquí también tengo mis dudas con respecto a otras lenguas mencionadas, pero como no soy una experta mejor no digo nada más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario